¡Bienvenidos a Claret Xàtiva! Gracias por elegirme

Claret Xàtiva clausura su 50 aniversario

Una noche muy especial. De otra forma no se puede definir lo vivido el pasado viernes en el Col·legi Claret Xàtiva en la clausura de su 50 aniversario como institución educativa. Han sido diversas las celebraciones de esta efeméride durante los últimos meses donde han participado desde antiguos a actuales alumnos, pero faltaba el broche de oro.

Aunque los padres claretianos llegaron a la ciudad de Xàtiva en el año 1920, la historia del actual edificio se remonta a 1967, cuando, en ese año, la Dirección General de Enseñanza Primaria autorizó formalmente la enseñanza académica. Posteriormente, en 1973, se iniciaría la segunda etapa histórica de Claret Xàtiva, cuando el Arzobispado de Valencia asumió la titularidad del colegio al abandonar la ciudad la orden claretiana.

Por ello, en la clausura, además del delegado diocesano de educación y antiguo titular del colegio, D. Rafael Cerdá, también estuvieron presentes el superior provincial de la orden claretiana, D. Pedro Belderrain; junto al inspector D. Pedro Herreros, el director titular D. Pablo Valls y la directora académica, Dª Llanos Fitó. Todos coincidieron en el ambiente de familiaridad tanto del acto como del día a día a Claret Xàtiva y destacaron el enorme compromiso educativo del centro, sobre todo en innovación pedagógica y acompañamiento al alumnado.

Durante la clausura, hubo diversas interpretaciones musicales a cargo del coro escolar, una aproximación histórica al centro de la mano del antiguo profesor, Antonio Torres, además de una celebración religiosa y un vino de honor. Pero, sin lugar a dudas, el momento más esperado fue el descubrimiento de la placa conmemorativa. Precisamente, tanto en ella como en el libro que se acaba de editar, rezan las mismas palabras del Papa Francisco “La educación es un acto de amor, es dar vida” como emblema de la vocación que debe seguir guiando al colegio, sobre todo, porque como muestra el lema del aniversario, todo se hace “per ells, per tu”.